Google EAT: qué es y su función en el SEO

Si haces SEO para tu blog o web, seguro que eres consciente de que los algoritmos de posicionamiento de Google se actualizan con frecuencia. A los marketers no nos queda otro remedio que estar al día y optimizar nuestras webs para los nuevos factores de posicionamiento. Hoy vamos a hablar de una de estas novedades: el concepto de «EAT».

El acrónimo EAT se refiere a tres aspectos que han adquirido mucha importancia para el posicionamiento de los sitios web, especialmente después del lanzamiento de Google Bert: expertise (experiencia), authoritativeness (autoridad) y trustworthiness (confianza).

Para Google, «experiencia» se refiere a tener un nivel alto de conocimientos o habilidades en un campo particular. En otras palabras, se valora positivamente que un contenido haya sido elaborado por un experto en la materia.

Este aspecto es especialmente importante en temas relacionados con salud o finanzas, en los que se valoran particularmente las cualificaciones formales. En otras áreas de conocimiento, se tiene más en cuenta la «experiencia cotidiana».

La autoridad está relacionada con la reputación a nivel del sitio web. Aquí, Google tiene en cuenta los enlaces entrantes a un sitio web, los años de actividad, que sea de una organización oficial… Cuanta más autoridad tenga una web en torno a un tema determinado, mejor posicionarán sus contenidos sobre ese tema.

Por último, el factor confianza evalúa la legitimidad, transparencia y precisión de un sitio web y de sus contenidos. Por ejemplo, se valora positivamente que un sitio web incluya información de contacto completa e indique quién es el autor de cada contenido. También se tienen en cuenta las fuentes de información que se utilizan para elaborar los contenidos.

5 tips para mejorar el Google EAT de tu página web

– Trabaja tu estrategia de link buiding. Para Google, los enlaces entrantes son un indicador muy importante de la reputación de un sitio, así que tienes que conseguir que tu sitio web sea enlazado desde páginas de calidad. Eso sí, ten en cuenta que el intercambio o el pago por enlaces está penalizado.

– Muestra la experiencia de tu equipo. En lugar de publicar los contenidos de tu sitio de manera anónima, crea perfiles con nombres y apellidos para cada miembro de tu equipo e incluye información sobre su experiencia profesional y credenciales. Recuerda que esto es especialmente importante si tu sitio web habla de temas de salud o financieros.

– Consigue más reseñas. Las reseñas online se utilizan como fuente de información sobre la reputación de una empresa, así que pon en marcha estrategias para conseguir más reseñas y asegúrate de responder siempre a las opiniones negativas.

– Verifica los datos y cita las fuentes. Siempre que sea posible, cita datos de estudios y fuentes oficiales e intenta que la información sea lo más precisa posible. – Actualiza tus contenidos. Para que la información de un sitio sea precisa y útil para los usuarios, tiene que reflejar las últimas novedades del sector, así que revísala periódicamente para incluir los últimos cambios.

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.